Marketing y comunicación low cost para pymes y personas corrientes

Empresas 2.0 en el mundo offline

Empresas 2.0 en el mundo offline

La Web 2.0 no es sólo una nueva forma de entender internet. Es una nueva forma de entender las relaciones comerciales. Porque el concepto “2.0″, aunque haya nacido en la “web”, va a cambiar irremediablemente la forma de hacer las cosas en el mundo offline. Por eso me gusta mucho más hablar de “empresas 2.0″.

Hay muchísimas definiciones del término “web 2.0″ en internet disponibles a sólo un google de distancia. Pero al margen de las definiciones más o menos técnicas, lo mejor de esta nueva filosofía son los valores que instaura: comunicación, colaboración, transparencia y creación de comunidades.

En el mundo del marketing y la comunicación parece haberse llegado ya al consenso de que las empresas deben entrar en la web 2.0. ó de lo contrario están condenadas al fracaso. Pero en mi opinión lo necesario es que las empresas adopten la filosofía 2.0 como una manera de gestión, tanto en el mundo online como offline.

Y es que no todas las empresas están preparadas para participar en la web 2.0. De hecho, creo que la mayoría no lo están. Porque para entrar en la web 2.0 antes deben convertirse en empresas 2.0 en el mundo offline. Porque de lo contrario cualquier estrategia en la web 2.0 se volverá en su contra.

Para entrar en la web 2.0 tienes que estar preparado para “desnudar” tu empresa ante el cliente. Tienes que poner al cliente en el centro de tu organización (pero no de palabra, sino de hecho). Tienes que asegurarte de que ofreces un buen producto. Tienes que ser consecuente con el contenido de tus mensajes publicitarios. Tienes que ser honesto en tus promesas al cliente. Tienes que estar dispuesto a escuchar de verdad al cliente y a darle respuesta.

Las empresas ya no pueden esconder un mal producto o un mal servicio detrás de una marca y una campaña publicitaria. Porque lo mejor que nos trae la web 2.0 es que obliga a las empresas a ser más sinceras, más transparentes, que nunca.

Porque si mientes en tu publicidad, si vendes un mal producto, si ofreces un horrible servicio… una legión de clientes insatisfechos se ocuparán de echar pestes sobre ti en la red. El cliente tiene ahora más poder que nunca. Y la mejor manera de que tu cliente hable bien de ti es muy sencilla: haz las cosas bien.

La web 2.0 obliga a las empresas a buscar la excelencia en todo lo que hacen. Y eso es bueno para todos.


Publicidad

  • http://mamamarketiniana.blogspot.com Esther Gómez

    Tal y como dices, la web 2.0 nos obligará a hacer las cosas bien. Personalmente es algo que intento inculcar en la empresa en la que trabajo, pero como dijo Mussolini “vencer o morir”.
    Felicidades por tu blog.